lunes, marzo 28

Paraísos artificiales


Te invito a pisar los charcos
desde mi hotel hasta tu barrio.

Te invito a cantar canciones toda la noche
hasta desgastarnos los labios.

Te invito a estrenar la luz que entre mañana
por la mañana por la ventana.

Te invito a que cambiemos de planeta 
y a dormir en las aceras.

Te llevaré donde la luna siempre está llena 
de cosas buenas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario