viernes, octubre 21

19



Te conozco desde que entre por primera vez en un colegio
te vi mil y una vez pasar delante mía.

Pero nunca imagine que algún día al mirarte 
sentiría ese cosquilleo que algunos llaman amor.

Y entonces empezó nuestra historia 
empezó una amistad que en poco tiempo fue algo más.

Ninguno de los dos sabíamos
si nuestra historia iba a durar
simplemente era el principio,
un principio con magia, con ilusión, con ganas de verte. 

Creo que ninguno de los dos
eramos conscientes del amor que sentíamos
de que íbamos a empezar algo que no tendría fin.

Besos, caricias, abrazos y promesas.

Besos intensos 
de esos que sabes que vas a recordar
que te van a dejar un cosquilleo indescriptible.

Caricias apasionadas
que te hacen volar y olvidarte de todo.

Abrazos protectores
donde sientes que nada puede separarnos
donde sabes que entre sus brazos es el mejor lugar.

Promesas de amor,
que se cumplen
que se cumplirán
y nunca se romperán.

De día o de noche
no importa ni el lugar ni la hora
cuando estamos juntos.

Confianza,
saber que nunca me vas a dejar caer
saber que podría contarte cualquier cosa
que no hacen falta las palabras
con una mirada te lo diría todo.

Distancia,
kilómetros que aunque nos separen
nuestros corazones siempre están unidos.

Amor,
cuatro palabras 
un sentimiento
que no puede describir
todo lo que siento por ti.

Sabes qué?
Juntos podemos tocar el cielo.


1 comentario: